Fuendetodos

Casa natal de Goya

La casa natal de Goya

Casa natal de Goya

Construida a principios del siglo XVIII, esta casa pertenecía a Miguel Lucientes, hermano de la madre del pintor, Gracia Lucientes, de ascendencia hidalga. Al poco tiempo de su llegada a Fuendetodos nació Francisco José de Paula, un 30 de marzo de 1746. Aquí vivió los primeros 6 años de su infancia. Algunos años más tarde la familia volvería de nuevo a Zaragoza. Tras mucho tiempo de indiferencia, la casa fue identificada en 1913 por Ignacio Zuloaga y un grupo de artistas zaragozanos. Su admiración por el aragonés le animó a comprar la casa a Benita Aznar Lucientes, una de las sobrinas-nietas del pintor. En 1928 el SIPA (Sindicato de Iniciativas y Propaganda de Aragón) constituyó una Junta para la celebración del Centenario de la muerte del artista. Entre sus objetivos se encontraba el cuidar y conservar la casa. Para ello compró la contigua, dando en ella vivienda gratuita a una familia que cuidaba la Casa Natal de Goya y acompañaba a los visitantes. Lamentablemente la Guerra Civil vino a destruir los dos testimonios más valiosos en Fuendetodos: el Armario de las Reliquias de la iglesia parroquial y la Casa Natal, que fue parcialmente destruida y saqueada, por lo que hubo de ser restaurada en 1946. La Dirección General de Bellas Artes aprobó en 1981 el proyecto de una nueva restauración. Los trabajos de remodelación finalizaron en 1985 y fue inaugurada el 13 de julio de ese año. Por Real Decreto, la Casa Natal fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1982. La casa sigue conservando hoy todo el aspecto rústico y popular que tuvo en la época.

El edificio

El edificio

Interiormente el edificio posee todos los atributos y cualidades propias de una casa de labradores. Consta de planta baja, con zaguán, cuadra y cocina. Unas sólidas escaleras de piedra conducen al piso superior, formado por la sala y dos alcobas. Por último encontramos el granero, a doble vertiente, bajo cubierta. La casa se encuentra ambientada con muebles y enseres propios de la época, cuadros y documentación gráfica.

El Museo de Grabado

Museo de Grabado

Las salas del Museo

Ubicado en el número 3 de la calle Zuloaga, a pocos metros de la Casa Natal de Goya, se halla el Museo del Grabado, inaugurado en el mes de abril de 1989. La creación de este Museo fue posible gracias a la generosidad de pintores que con la donación y la subasta de sus obras permitieron la adquisición de dos colecciones de grabados. Posteriormente la Diputación Provincial de Zaragoza y el Ayuntamiento de Fuendetodos financiaron la restauración del edificio y su transformación en el Museo actual, en el que se pueden contemplar hoy en día las cuatro series de grabados más representativas de Goya: Caprichos, Desastres, Tauromaquia y Disparates.
El edificio

El edificio

Para la construcción del Museo del Grabado se recuperó una casa típica del somontano aragonés, que se desarrollaba en tres plantas: la baja con el zaguán, la cocina, dependencias agrícolas y, al fondo, un patio de reducidas dimensiones donde se sitúa el pozo; la planta primera, con cuatro dependencias y, por último, la segunda planta, ocupada por la falsa o cubierta (granero).

Goya y el grabado

Goya y el grabado

En el grabado, al igual que en las pinturas que realiza para sí mismo por propia voluntad (que no son de encargo y donde no está limitada su creatividad), el pintor de Fuendetodos va a dar lo mejor de sí mismo, con el máximo de libertad, lo que le lleva una vez más a diferenciarse por completo del resto de los grabadores de su época, artesanos que obedecían en la mayoría de los casos a criterios y exigencias del mercado más que a postulados artísticos. El conjunto de su obra impresa puede ser considerado como parte del “diario íntimo” que el pintor de Fuendetodos legó a la posteridad, en el que nos demuestra la soltura y la singularidad con la que se atreve a tratar determinados temas (algunos de ellos sumamente polémicos), así como la libertad y maestría con la que es capaz de combinar diferentes técnicas (hecho inusual en su momento).

Museo de Grabado

El futuro museo en constucción

La labor realizada los últimos 20 años ha supuesto para Fuendetodos no sólo un incremento considerable de su patrimonio artístico, sino la necesidad de tener un nuevo espacio donde poder mostrar dichos fondos y seguir dando respuesta a la demanda y a las posibilidades culturales que han ido surgiendo. Dossier.